dimarts, 19 de febrer de 2008

Discernimiento...

Text tret de la película 'El hijo de la novia'
La frase es situa en una conversació entre el protagonista, el fill de la núvia, i el cura que ha de fer el casament.
Publicat originalment a whowmow el 4/11/2002


(fill) - Dios tiene que entender... Él también es viejo...
(cura) - Dios no es viejo ni joven; ni hombre ni mujer; ni blanco ni negro...
(fill) - No, ese es M
ichael Jackson, padre.
(cura) - El matrimonio es un contrato y como todo contrato tiene tres condiciones: discernimiento, [...] y lamentablemente su madre no tiene discernimiento.




(fill) - ¿Pero qué le va a hablar de discernimiento a un hombre que sigue enamorado después de 44 años? Honestamente, padre, ¿usted cree que las siete parejas que se vienen acá a casar por sábado tienen discernimiento? No le dan ganas a veces de decirles: 'No chico, tu pareja no es lo maravillosa que vos creés que es. Este tiene una cara de chanta infernal. Ella no va a ser tan comprensiva dentro de tres años... ¿Por qué no me pidieron discernimiento a mí cuando me casé? ¿Sabe la mala sangre que me hubiera ahorrado? No... cuando me casé, totalmente víctima del amor (algo que ustedes trafican hace 2000 años) me recibieron con los brazos abiertos. Diez años después, ya totalmente en mis cabales y con un discernimiento espantoso, me quiero separar y me dicen no, ahora no se puede... Por favor, padre... ¿ahora resulta que para ser católicos hay que razonar? Mi mamá no razonaba cuando la bautizaron, pero en ese momento no importó: había que aumentar la clientela, ¿no? El primero te lo regalan... el segundo te lo venden... y después se borran...



(cura) - Nadie se borra y mucho menos de la iglesia. Dios te acompaña a todas partes.
(fill) - Sí, pero siempre pago yo... Alguna vez podría invitar la casa...